Reposteria vegana: ingredientes y ventajas

La repostería vegana ha ido cambiando y mejorando con el tiempo. Cada vez es mayor el número de personas que apuesta por seguir este tipo de alimentación, alejada de los productos de origen animal. Aquellas personas que apuestan por el veganismo también tienen la necesidad de comer dulces. 

En este post vamos a hablar más genéricamente sobre la repostería vegana, donde la creatividad tiene gran protagonismo.  

¿En qué se diferencia de la repostería tradicional?

La repostería vegana, como el resto de alimentación vegana, se caracteriza porque se crea sin incluir ingredientes de origen animal. Algo que parece difícil cuando hablamos de repostería, en la que no se utiliza ni huevos, ni leche ni mantequilla, entre otras cosas.

En el veganismo estos productos se sustituyen por alternativas vegetales. Estas imitan en sabor y textura a los productos tradicionales. 

La repostería vegana se diferencia de la tradicional por varios aspectos, el principal los ingredientes con los que se elabora. 

La repostería de origen animal se emplea en la repostería tradicional. En la cual se emplean ingredientes como la leche, huevos, queso o mantequilla, entre otros. 

En cambio, la repostería vegana se aleja de ello. Utiliza ingredientes de origen vegetal como sustitutos. Por ejemplo, para crear dulces veganos en lugar de utilizar la leche habitual, se sustituye por leche de coco o almendras. Como explican desde la pastelería vegana, Crudicakes, “algunos ingredientes que utilizamos para los dulces veganos saludables son los frutos secos, dátiles y fruta fresca, añadiendo en ocasiones otros ingredientes como especias y superalimentos”. 

Las diferencias en los ingredientes que se emplean tienen un impacto en las características de los alimentos dulces:

  • Textura: se aprecia visualmente, pero también en el paladar. Esto se debe a que los ingredientes vegetales no siempre se comportan igual que los de origen animal.
  • Sabor: aunque la idea es intentar que sean lo más parecido posible, lo cierto es que los ingredientes vegetales tienen un sabor más flojo, sútil. Los ingredientes que incorporan son más suaves. 
  • Valor nutricional: Los productos que no son de origen animal suelen ser más saludables. Tienen menor cantidad de grasas saturadas, así como de colesterol. A lo que se suma que son más ricas en vitaminas y fibra. 

Aunque tienen diferencias notables, la repostería vegana continúa avanzando. Cada vez es mayor el número de recetas que consiguen parecerse a la repostería tradicional. Tanto en sabor como textura y presentación.

Otras diferencias:

  • Ética: La repostería vegana se sustenta en los valores éticos del veganismo, cuyo objetivo es evitar el uso y la explotación de animales.
  • Sostenibilidad: La repostería vegana tiende a ser más respetuosa con el medio ambiente que la tradicional, ya que utiliza menos recursos como agua y tierra.

Ingredientes clave

  • Levaduras: es un básico de la repostería tradicional y por tanto, también de la vegana. Hace que la masa se expanda y se vuelva esponjosa. Lo habitual es utilizar levadura en polvo para hornear o levadura química. 
  • Harinas: es una harina que no contiene ingredientes de origen animal y que es adecuada para su uso en recetas veganas. Por lo general, se trata de harina de trigo o de otro cereal que no haya sido procesado con productos de origen animal y que no contenga aditivos de origen animal.
  • Endulzantes: puedes usar azúcar, panela, sirope de arce, dátiles o stevia, entre otros. Elige según tu gusto, lo dulce que quieras el postre y las propiedades de cada uno.
  • Grasas: son un componente de la repostería porque aportan textura y humedad. En este caso, se puede utilizar aceite, bien de coco o de oliva y mantequilla vegetal. 
  • Leche vegetal: hay una gran variedad de leches que no son de origen animal. Por ejemplo de almendras, soja o avena. Inevitablemente afecta a su sabor, pero también a la textura. Cabe destacar que esta variedad de leche es empleada también por mucha gente que no es vegana. 
  • Sustitutos del huevo: puré de manzana, plátano, linaza molida o aquafaba (el líquido de cocción de las legumbres) son algunas alternativas.
  • Puré de manzana: aporta humedad y textura, ideal para bizcochos y muffins.
  • Plátano: un sustituto versátil que aporta dulzor y cremosidad a las masas.
  • Linaza molida: mezclada con agua, crea una textura similar a la del huevo.
  • Aquafaba: el líquido de cocción de las legumbres, especialmente de garbanzos, puede usarse para merengues y otras preparaciones que requieren aireación.

Otros ingredientes:

  • Frutos secos: nueces, almendras, avellanas, etc., aportan textura, sabor y nutrientes.
  • Frutas frescas o secas: añaden sabor, color y vitaminas a los postres.
  • Especias: canela, vainilla, jengibre, etc., realzan el sabor de las recetas.
  • Cacao en polvo: un ingrediente esencial para postres de chocolate.

Ventajas de la repostería vegana

Más que una tendencia, es una filosofía que aúna sabor, ética y bienestar.

Ética

No se explota a ningún animal en la elaboración de los postres. La repostería vegana se posiciona en contra de la crueldad hacia los animales y apuesta por un consumo responsable.

Saludable

  • Más fibra, vitaminas y minerales gracias a ingredientes como frutas, frutos secos y harinas integrales.
  • Menos grasas saturadas y colesterol que en la repostería tradicional.
  • Opciones sin gluten, lactosa o azúcar refinada para diferentes necesidades dietéticas.

Sostenibilidad:

  • Tiene menos impacto en el medio ambiente porque utiliza menos recursos. 
  • Emite menos gases de efecto invernadero.
  • Permite mantener un sistema más sostenible y por tanto, más en favor del medio ambiente. 

Accesibilidad:

  • Ha crecido el número de tiendas y supermercados que venden productos veganos. 
  • Muchas marcas ahora mismo ofrecen productos específicos para la repostería vegana. 
  • Se pueden hacer recetas sencillas y que se adaptan al presupuesto de la mayoría. 

Delicia sin remordimientos

  • Texturas y sabores irresistibles que no tienen nada que envidiar a la repostería tradicional.
  • Amplia variedad de recetas para todos los gustos: bizcochos, tartas, galletas, muffins, brownies, etc.
  • Creatividad sin límites para explorar nuevas combinaciones de sabores y aromas.

Recetas para explorar

Un universo de sabores te espera en el mundo de la repostería vegana. Desde clásicos reinventados hasta creaciones innovadoras, hay una receta para cada ocasión y paladar.

Clásicos

  • Bizcocho de vainilla: esponjoso y aromático, perfecto para el desayuno o la merienda.
  • Tarta de chocolate: un clásico irresistible en su versión vegana, con un ganache de chocolate intenso.
  • Galletas de mantequilla de maní: son un tipo de galletas hechas principalmente con mantequilla de maní, azúcar, huevo y otros ingredientes básicos. Son crujientes. 
  • Muffins de arándanos: es una buena opción para empezar el día, llena de sabor y saludable.
  • Brownies: es un postre irresistible. Tiene  una textura densa y sabor a chocolate.

Recetas para sorprender

  • Tarta de queso vegana: tiene una textura suave y un sabor rico para muchos. 
  • Tiramisú vegano: una reinterpretación del clásico italiano, pero con la distinción de que está elaborado con ingredientes de origen vegetal.
  • Mousse de chocolate: una versión ligera y deliciosa del clásico postre.
  • Helado vegano: cremoso y refrescante, perfecto para los días de calor.
  • Pan de plátano vegano: húmedo, aromático y con un sabor único.

Recursos para encontrar recetas

  • Libros de cocina vegana: «Vegano para golosos» de Alma Obregón, «Dulces veganos» de Isabel Pérez, etc.
  • Blogs de repostería vegana: «Isasaweis», «Mi cocina vegana», «Veggo», etc.
  • Canales de YouTube: «Vegan Boot Camp», «The Vegan Corner», etc.
  • Sitios web de recetas veganas: «Veganuary», «Lovin’ Spoonfuls», etc.

Consejos para principiantes en la cocina

La cocina puede ser un espacio intimidante para los principiantes, pero con la actitud correcta y algunos consejos prácticos, puedes convertirte en un chef experto en poco tiempo.

Comienza con recetas sencillas

  • No te compliques al principio con platos elaborados o ingredientes difíciles de encontrar. Busca recetas sencillas para empezar. 
  • Puedes utilizar la gran variedad de recursos que hay para comenzar. Desde libros para principiantes hasta videotutoriales. Elige el recurso que más te ayude. 
  • Comienza con recetas clásicas y fáciles de seguir. Por ejemplo, un bizcocho de limón. Es la manera de ganar confianza para seguir con recetas más complejas. 

Lee las instrucciones cuidadosamente

  • Antes de comenzar a cocinar, lee las instrucciones de la receta con atención. Apunta los aspectos más importantes que son las cantidades, los tiempos y la temperatura del horno.  
  • Para empezar hay que preparar todo lo que necesitas. Desde los ingredientes hasta los utensilios. Apunta todo en una lista para que no se te olvide y poder cocinar sin interrupciones. 
  • Busca toda la información que necesites o consulta dudas para que el resultado sea bueno. 

Sé paciente

  • Cocinar requiere de práctica y paciencia. Es probable que las primera veces no salgan bien o al menos no tan bien como esperabas. Lo importante es practicar para lograr buenos resultados.
  • No tengas miedo de cometer errores. De hecho, los errores son una parte importante del proceso de aprendizaje. Aprende de ellos y sigue adelante.

Experimenta y diviértete

  • Cocinar no exige seguir recetas. Cada persona puede experimentar como considere. Aunque siempre se recomienda experimentar cuando se tiene algo de experiencia. 
  • Hay que ser creativo y añadir tu propio toque a las recetas. Cocinar puede ser muy gratificante, así que disfruta del proceso y comparte tus creaciones con tus seres queridos.

Consejos adicionales

  • Organiza la cocina: antes de empezar a cocinar es importante verificar que cuenta con todos los ingredientes y utensilios. Colócalos en la cocina para que los puedas ver fácilmente.
  • Mantén la limpieza: limpia la cocina según vayas terminando con esas herramientas. Así la limpieza final será más fácil y además, durante la producción no tendrás desorden.  
  • Disfruta del proceso: la cocina es una actividad también de entretenimiento que a muchas personas les sirve para relajarse. Tiene una connotación terapéutica. 

¿Te gusta este artículo?

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir LinkedIn
Compartir en Pinterest

Nuestras redes

Mas comentados

Categorías