Los mejores platos saludables para la cena de Nochebuena

En las fiestas navideñas puedes preparar un menú healthy, pero es importante que las recetas se puedan adaptar a las necesidades dietéticas de los comensales.

«Suelo encargar con mucha antelación la compra para estas fechas. En el caso del pescado, lo dejo pagado un par de semanas antes y lo recojo el día anterior a la Nochebuena. Lo aconsejable en estas fechas es no empecinarse en comprar alimentos caros o que suben de precio por ser Navidad. Se puede disfrutar muchísimo con platos sencillos como una crema de coliflor con gambas, por ejemplo. Lo importante es reunirse alrededor de la mesa», explica la cocinera Inés Ortega.

Para triunfar durante estas fechas no arriesgues con recetas difíciles, ya que es aconsejable que prepares los platos que preparas cada año, no es el momento de hacer pruebas ni de experimentar. Sin embargo, puedes innovar en los aperitivos o presentando diferentes tipos de quesos.

Es importante planificar la cena de Nochebuena con antelación, así que lo mejor es hacer una lista con todos los ingredientes que haya que comprar y sus cantidades.

Compra los productos antes de que suban los precios. Por ejemplo, el pescado se puede comprar fresco en noviembre y congelar.

«Si se cocina durante los días previos podremos tener ese día el fuego bajito cuando lleguen los invitados y antes de servir se podrá dar un toque de calor a las preparaciones. Además, la comida del día anterior tiene un toque especial, diferente, pues en muchos casos se asientan los sabores y suele gustar más. Los postres también se pueden preparar el día antes y dejar refrigerando en la nevera a falta de un último toque en el emplatado. En cuanto a los aperitivos, se pueden dejar preparados e incluso emplatados y cubiertos con un film transparente o con paños húmedos durante la mañana del día 24, por ejemplo», dice la experta.

Puedes preparar los siguientes platos nutritivos que gustarán a todos los comensales. ¡Toma nota!

Pastel de calabacín

Es un pastel salado de calabacín muy fácil y lo puedes comer caliente, tibio e incluso frío. También le puedes añadir especias como curry, tomillo, orégano, etc.

Salmón con salsa de soja y miel

El salmón es un pescado fácil de preparar, pero es importante que quede jugoso. La miel aporta dulzor y suaviza el sabor intenso de la salsa de soja. Si quieres que la textura de la salsa sea algo más espesa puedes reducirla al fuego.

Falso risotto de coliflor

Este falso risotto de coliflor es muy cremoso y sencillo de preparar. Añade en este plato un buen caldo de vegetales y un poco de vino blanco.

Boniato relleno de quinoa y verduras

Este plato está delicioso y si te apetece espolvorea un poco de queso y gratina unos minutos. ¡Te encantará!

Sopas

«La sopa o el cocido navideño es algo tradicional en muchas casas en el Día de Navidad y lo cierto es que cualquier caldo o consomé que tomemos es ideal para poder eliminar toxinas y líquidos acumulados en el organismo. De hecho cuando hacemos dieta se suele aconsejar tomar mucho caldo porque su ingrediente principal es el agua, de modo que no dudes en tomarlo esta Navidad y todo el año. Te servirá además de para perder peso, para estar hidratado y mejorar la digestión», informa el periódico digital Okdiario.

Tartar de salmón y aguacate

Trocea el salmón en cuadraditos de aproximadamente medio centímetro y repite la misma operación con el aguacate. ¡Prepara un aliño con limón, soja y jengibre!

Consejos para colocar la mesa correctamente

Es importante saber colocar la mesa, así que la cuchara, la pala del pescado y el cuchillo estarán a la derecha del plato, y el tenedor se colocará a la izquierda. Debes saber que los primeros cubiertos que se usen serán los más alejados del plato.

Los bajoplatos se pueden usar como elemento decorativo, pero nunca se colocan dos platos iguales juntos, es decir, dos llanos o dos hondos. Las copas se sitúan enfrente del plato, en fila y ligeramente hacia la derecha.

Por la izquierda se coloca la copa de agua, la de vino tinto, la de vino blanco y entre estas dos últimas se coloca la copa de cava o de champán. La servilleta se coloca en forma de rectángulo o de triángulo, a la izquierda del plato o sobre el mismo.

Los cubiertos de postre se colocan enfrente del plato. El tenedor mirando hacia la derecha y la cucharilla o el cuchillo, hacia la izquierda.

También es importante cuidar la decoración de la mesa. Si prefieres la sencillez, opta por manteles lisos de tonos neutros y vajillas blancas.

Coloca en la mesa ramilletes de flores, piñas, ramas del bosque o castañas. Decora el centro con bolas de Navidad y una corona.

No pueden faltar las velas en la mesa de celebración, porque con ellas conseguirás aportar un toque cálido. Desde Velas Mas Roses, expertos en velas especiales de cera, explican que utilices portavelas o candelabros, en función del tamaño de la vela.

También puedes escoger velas sin perfume para que no distorsionen el aroma de la comida. Si quieres ser original marca el sitio de cada uno de los invitados con una etiqueta con su nombre, y colócala en la mesa o en el respaldo de la silla.

Decora la mesa de los niños con diferentes adornos como figuras de Papá Noel, ciervos o copos de nieve.

¿Te gusta este artículo?

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir LinkedIn
Compartir en Pinterest

Nuestras redes

Mas comentados

Categorías