El nuevo registro de donantes de esperma y óvulos tranquiliza a la población

El nuevo registro de donantes de esperma y óvulos tranquiliza a la población

No hace demasiados meses, y a raíz de la polémica que generó un estadounidense que aseguró haber donado esperma cientos de veces dentro y fuera de las fronteras de su país, España empezó a hablar de la necesidad de crear un registro de donantes que garantizara que una misma persona no tendría más de un número determinado de descendientes biológicos para evitar posibles relaciones futuras entre hermanos o incluso problemas genéticos de cualquier índole. Ahora, con la creación del nuevo registro nacional de esperma y óvulos se espera solventar el problema y tranquilizar a la población.

Dicho registro aún se encuentra en fase de implantación, de hecho, las últimas declaraciones de Sanidad detallan que se está trabajando en él y que en él se limitará un límite de donaciones. El registro nace siguiendo la Ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida (RHA). Se tratará de una plataforma, a la que tendrán acceso las diferentes clínicas privadas y públicas de reproducción asistida, que permitirá disponer de información integral y en tiempo real de las donaciones de gametos y donantes procedentes de los centros y servicios de RHA de toda España, además de cumplir con los requerimientos europeos en materia de codificación de las donaciones.

Desde ese momento, se fijará el límite en 6 donaciones de ovocitos y 40 donaciones de semen, por donante claro está. Con ello, se pretende proteger la salud de los donantes y evitar en lo posible los riesgos derivados de un uso continuado o demasiado frecuente de los procedimientos invasivos inherentes al proceso de donación, así como velar por el cumplimiento de la norma en lo referente al número máximo de hijos nacidos por cada donante.

No obstante, cabe recordar que todos los donantes han pasado por unas pruebas médicas exhaustivas previas que garantizan tanto la salud del propio donante como de su posible descendencia. Para saber más, en la web de IVI Dono, el centro de donación de Clínicas IVI, podemos encontrar información sobre el donante de semen y por qué convertirte en uno de ellos.

Historias Reales

Y es que este tema, aunque parece sacado de la ciencia ficción, es más real de lo que imaginamos. Peter Ellenstein, quien donó esperma durante 7 años por dinero, es ahora uno de los mayores donantes del mundo y se ha convertido en noticia al conocer que dio la vida a, nada más y nada, menos que 25 niños y niñas.

Fue hace mucho tiempo, cuando con 24 años y con una profesión que le traía poco dinero (actor) decidió comenzar a donar semen para ganar algo extra. Por aquel entonces, y debido a la falta de control, llegó a donar hasta 5 veces por semanas. De esto hace 33 años, y ahora se cuentan un mínimo de 25 personas que son descendientes biológicos de Ellenstein.

Kyle Gordy, es otro tipo de donante que, actualmente, cuenta ya con 18 bebés ya nacidos y cinco en camino fruto de las donaciones que ha venido haciendo en los últimos 4 años.  El joven recibe hasta 100 peticiones de donaciones al mes y como no lo vende, sino que lo dona, legalmente no hace nada mal al regalar semen a unas tres mujeres al mes seleccionadas de entre esas 100 peticiones. Para ello, se entrevista con todos los solicitantes con el fin de conocer su posición económica y asegurarse, entre otras cosas, de que los niños y niñas que nazcan recibirán todo lo que necesitan.

Sin embargo, ya son varias mujeres las que, tras tener hijos gracias a la donación de Gordy, se preocuparon por la posibilidad de que sus hijos conocieran a otros niños nacidos de donaciones de la misma persona y acabaran entablando una relación incestuosa, motivo por el cual el propio Gordy ha creado un grupo de Facebook con el fin de que los padres puedan hablar entre ellos evitando así que sus hijos se encuentren.

Requisitos para acceder a la reproducción en la sanidad pública española

  • No puede preexistir una esterilización voluntaria: vasectomía o ligadura de trompas.
  • El límite de edad de la mujer varía según el tratamiento, pero suele situarse entre los 38 y los 40 años:
    • 38 años para una inseminación conyugal.
    • 40 años para la inseminación artificial con donante.
    • 40 años para la fecundación in vitro.
  • En el caso de los hombres, el límite de edad se sitúa en 55 años.
  • Debe existir un informe médico favorable que recomiende la reproducción asistida.
  • Las parejas heterosexuales deberán haber intentado la concepción de forma natural durante al menos 12 meses. No obstante, la SEF recomienda consultar a un especialista si la edad de la mujer es de 35 años o superior y se ha intentado el embarazo durante seis meses sin resultados.

Deja un comentario