¿Cómo cuidar los dientes de tus hijos durante la Navidad?

Ya se va a acercando la época decembrina, con el invierno y la tan esperada y anhelada Navidad, sobre por todo por los niños, que están más que ansiosos porque lleguen los días de vacaciones, montar el arbolito, comer muchos dulces y recibir montones de regalos.

La Navidad sin duda es la época más bonita del año y nos trae más de una felicidad, cenas familiares, días festivos, viajes, la decoración de la casa y el arbolito, las tradiciones y los regalos para los más pequeños. Un tiempo de felicidad, paz, familia, alegrías, celebración y de despedir con nostalgia y agradecimiento un año más.

No obstante, no nos podemos entregar al disfrute y olvidarnos por completo de nuestras actividades, como lo son el cuidado por nuestra salud, y es que así como muchos siguen cuidando su figura y su consumo de grasas y azucares en esta fecha, tampoco podemos olvidarnos de nuestra salud bucal, la cual, si, cae en peligro gracias a todas esas reuniones para comer los platillos navideños.

Si quieres aprenden a cuidar la salud bucal de tus hijos durante estas fechas estivales sin quitarle el disfrute propio de la temporada, sigue leyendo, que hemos consultado con Clinic S & M, expertos en salud bucal , y a continuación te compartimos todo lo que nos contaron.

Riesgos bucales de la época decembrina

Lo primero es saber identificar cuales son los riesgos, de forma que podamos aplicar medidas preventivas que nuestros niños puedan seguir. Estos riesgos son:

  • Muchos dulces

Si, el principal enemigo de la salud bucal se hace protagonista de la Navidad, el consumo de dulces. El problema es que se consume mucha más cantidad de la usual y algunos de estos dulces y tortas navideñas contienen grandes cantidades de azúcar, por lo que si no se toman las medidas adecuadas, podrían aparecer la placa y la caries.

  • ·    Refrescos con gas

En estos tiempos, las reuniones familiares hacen que aumente el consumo de refrescos y bebidas azucaradas por los más pequeños, por lo que también contribuyen a al aparición de caries y la inflamación de las encías debido a  su alta cantidad de contenido de azúcar.

  • Reducción en los hábitos de salud bucal

Cuando los niños están en épocas del colegio, es fácil seguir una rutina de higiene personal; el problema viene cuando se encuentran en vacaciones. Se levantan tarde, asisten a muchas fiestas y reuniones y comen variedad de productos propios de la fecha, como dulces, tartas, y otros.

Es allí cuando los niños comienzan a descuidar su dieta balanceada, buena para la salud de los dientes, y su rutina de cepillado dental diaria, y entonces comienza a cumularse las bacterias y a aparecer los problemas de salud bucal.

Medidas a aplicar para cuidar la salud de los dientes de tus hijos

El equipo de Clinic S & M  te recomienda aplicar los siguiente:

  • Mantén la rutina de cepillado dental

Cuida que tus hijos sigan practicando su rutina de cepillado aún y cuando estén de vacaciones, duerman tarde, despierten tarde y cenen en casa de amigos o familiares.

Cuida que estos no se vayan  a la cama sin cepillarse, ya que es justo en la noche cuando la producción de saliva, que actúa como un protector de los dientes, baja y, por tanto, los dientes se vuelven más vulnerables.

Par lograrlo, vigila que tu hijo se esté cepillando el número de veces recomendadas al día y cuando salgan a cenar a otro lugar, asegúrate de llevar su cepillo contigo y que lo usen donde sea que esté y antes de irse a la cama.

  • Controla su consumo de dulces y bebidas gaseosas

No se trata de prohibirles consumir estos productos que son tan ricos y que hacen de la Navidad la fecha tan alegre y emocionante que es para ellos.

Se trata de reducir su consumo de forma que no lo hagan en exceso y destruyan su dentadura. Por ejemplo, evita que tu hijo pique tanto entre horas, y que si lo hacen les ofrezcas opciones lo más saludables posibles.

Por otro lado, hay alimentos que debes intentar evitar lo más posible, o al menos reducir su consumo. Estos son:

  • Alimentos duros o pegajosos: Hay que explicarles a los niños que comer alimentos duros o pegajosos puede ser contraproducente para la salud de los dientes. Por ejemplo, podemos romper nuestros dientes, fracturarlos, ocasionar daños en los empastes sobre todo cuando comemos turrones, frutos secos duros o pegajosos y este tipo de productos, de forma muy constante y sin tomar las precauciones necesarias. Esto en especial si tu hijo usa Brackets, ya que podría dañar el aparato.
  • Fruta confitada: todas las frutas escarchadas ya sean naranjas, cerezas, piñas, melocotones…tiene una cantidad de azúcar enorme y de calorías. Más del 80 por ciento de su contenido es azúcar, además que son muy pegajosas, por lo que aumentan el riesgo de padecer caries.
  • Chocolates: los chocolates, más aún, a la taza, contiene una gran cantidad azúcar (hasta un 75 por ciento del total del producto).
  • Mazapán: este dulce tan propio de la época contiene una cantidad alta de azúcar (50 % de azúcar), aunque si que es más inofensivo entre los mencionados aquí.  Lo malo es que, al igual que la fruta confitada, se pega muy fácilmente a los dientes. Así que si la vamos a comer, es importante que se use hilo dental y se haga un cepillado muy minucioso.
  • Turrones duros:  los turrones duros pueden dañar los dientes de nuestros hijos más que todo debido a su consistencia, además que también tienen un alto contenido en azúcar, exactamente  45 gramos de azúcar por cada 100 gramos de producto, lo cual favorece la aparición de caries.  Así, hay que intentar adaptar nuestras preferencias, por ejemplo, si el turrón de chocolate es el preferido en casa, mejor escoger el turrón de chocolate negro ya que contiene un 70% de cacao y posee propiedades antioxidantes y cardioprotectoras.
  • Refrescos azucarados: los zumos de frutas, las bebidas gaseosas azucaradas, y otras por el estilo, poseen ácido, que desgasta el esmalte y se comporta de forma muy agresiva con los dientes de los niños, sin olvidarnos que también suelen tener altos contenidos de azúcar. Y es que estos suelen ser dañinos para el esmalte y aumentan el riesgo de padecer caries o sensibilidad dental. Así, debemos limitar su consumo a solo las ocasiones especiales y en casos puntuales. Del resto, es bueno que siempre tome agua o zumos naturales preparados por ti para que puedas controlar la cantidad de azúcar que les colocas.

Así que como una alternativa a todos estos alimentos, lo más recomendable es reemplazarlos por dulces caseros. La idea no es pasar una Navidad sin dulces, entonces lo que se puede hacer  es preparar nosotros mismos los dulces  de forma que, como explicamos con el caso de los zumos, puedas controlar el nivel de azúcar que colocas en ellos y presentar una opción más saludable que los productos procesados y que consigues en las tiendas.

Por inventártelos, no te preocupes. En Internet podrás encontrar variedad de recetas diferentes, sencillas y originales para todos los gustos  y edades como trufas de navidad, tiramisú de limón, bombones de arroz, tostada con miel, arroz con leche, natillas caseras…

  • Que beban mucha agua

Esto hará que limpiemos nuestra dentadura de bacterias después de las comidas, que mantengamos su boca hidratada y que además sea una opción saludable y natural ante los zumos, los refrescos y gaseosas.

  • Abandona los hábitos nocivos

Este puede ser el momento perfecto para que tus hijos dejen el chupete o dejen de chuparse el dedo. Pero una época tan familiar, de celebración y donde Papa Noel y los Reyes vienen a visitarles podría ser el momento perfecto para que esto se olviden de su chupete o el dedo sin tanto drama y para nosotros, los padres, sin tanta preocupación, pues es de saber que los padres son los que vmás nervios tiene cuando llega este paso en la vida de su bebé.

  • Prepárate para los imprevistos

Si sabes que vas de viaje o que pasarás demasiado tiempo fuera de casa de celebración en celebración, no olvides un kit completo para cuidar la salud bucal de tu hijo donde sea que estés. Empaca un pequeño estuche con cepillo, pasta, hilo dental y otros elementos y no dejes nunca el número de tu médico de confianza para cualquier emergencia.

  • No dejes de visitar al dentista

No te olvides de acudir a tu cita con el dentista (de ser el caso) solo porque estés en temporadas de fiesta. Justamente en estas citas es en donde el médico evaluará como está la dentadura de tu hijo y atajará cualquier problema en sus inicios.

Igualmente, si algún imprevisto sucede, debes acudir con tu médico lo más pronto posible y no dejarlo para después de las fiestas cando el problema podría haberse vuelto mucho más grave y sea más difícil de tratar.

 

¿Te gusta este artículo?

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir LinkedIn
Compartir en Pinterest

Nuestras redes

Mas comentados

Categorías