Los beneficios del tantra en el hombre

Los beneficios del tantra en el hombre

Son muchas las parejas que acaban rompiendo por culpa del mal sexo. Puede ser una frase dura, pero al final es así. Algunas parejas no dan importancia al sexo, se podría decir que las que se han convertido en asexuales son las que opinan así. Sin embargo, la mayoría de las personas necesitamos el sexo para sentirnos vivos. Para tener placer, para disfrutar de la vida  y para saber que eres esa persona que encaja perfectamente en la otra. Por eso creemos que igual que en una pareja se habla de gustos políticos, de si tener un hijo, de si comprar un piso, también habría que hablar sobre el sexo.

Vale, no todo se puede solucionar en la cama, pero es cierto que ayuda mucho. Y es que si encima de vivir una vida de mierda, no tienes la satisfacción de poder disfrutar en la cama con tu pareja, ¿para qué estamos aquí? Como te decimos, las estadísticas dicen que los españoles damos mucha importancia al sexo, ahora bien, también estos datos reflejan que no es lo mismo hacer el amor, que hacerlo bien. Y es que puede ser igual de frustrante no hacerlo, como hacerlo mal.

Es aquí donde queremos hablarte de una técnica, ya con muchos años, pero que todavía no acaba de estar presente en las relaciones sexuales de las parejas españolas. Se trata del tranta. ¿has oído alguna vez de él? Seguro que sí porque es el que practicaba famosos como Santiago Cañizares, portero de fútbol, o Fernando Sánchez Dragó, el escritor que es expertos en estas lides. Yo no voy a llamarle, no tengo su número, yo mejor voy a llamar Maite Domenech, que es experta en esta técnica sexual que logra cambiar la tendencia descendente de las parejas cuando de sexo hablamos.

Qué es el sexo tántrico

Pues de trata de una práctica de origen milenario que concreta el pensamiento filosófico de oriente. El Tantra nos invita a vivir la sexualidad dentro y fuera del acto sexual, y nos dice que es una vía para llegar a un estado  máximo de conexión energética. El verdadero  secreto consiste en tomar al sexo como una ceremonia espiritual. Es decir, ni como una necesidad ni como un deber, sino como una forma de vida.

Domenech nos da una explicación de lo que puede suponer esto: “Es importante entender que el Tantra es pura experimentación, no se puede explicar, pues con ello solo accedemos a nuestra parte intelectual, para integrarlo tenemos que experimentarlo. Solo así se puede captar su naturaleza y nutrirse de su sabiduría. Una vez conoces la técnica olvídala, sé la experiencia. Que nada se interponga entre tú y el momento, deja que la intensidad del instante te envuelva. Siente lo que ocurre dentro de ti, pon toda la atención de tus sentidos en lo que está sintiendo tu cuerpo. Y de pronto, tú desaparecerás, tu mente desaparecerá y solo existirá la experiencia. Con el Tantra aprendes a salir de tu mente y a sentir con todo tu cuerpo. La percepción de la vida cambia, todo se vuelve más intenso y auténtico. Dentro de ti se expande un universo antes desconocido”.

A quién va dirigido

¿Seré yo? Pues seguramente que sí. Estas técnicas están dirigidas para aquellas personas que quieran iniciarse en el mundo del Tantra, que quieran empezar o completar una formación personal y profesional que les lleve a desarrollar sus capacidades para enseñar Tantra.

A aquellos que ya tengan una profesión orientada a sanar a personas y quieran aumentar sus conocimientos y obtener herramientas para aplicarlas en su trabajo. A todo aquel que esté motivado e interesado en profundizar en sí mismo. A quien quiera aprender a vivir en el amor y tener una vida placentera y extática. Y eso está claro que todos lo queremos. ¿Verdad?

Clase particular

Maite nos invita a formar parte de una clase particular con sesión de tranta. Aquí estas clases están compuestas de una parte teórica, donde aprenderemos conceptos básicos del Tantra muy útiles para aplicar en nuestra relación de pareja, y una parte práctica donde podemos experimentar e integrar las herramientas tántricas. Esta es una manera muy fácil y eficaz de adentrarse en el mundo tántrico y  conectar profundamente con la pareja. “Son clases a la carta, enfocadas en los intereses y necesidades de la pareja”, apunta la experta.

Ahora ya conoces un poco más sobre esta técnica oriental que está cambiado el comportamiento sexual de las parejas. Ahora bien, al igual que pasa cuando te estás sacando el carnet de conducir, la teoría está muy bien, pero lo que realmente mola es hacer las prácticas. Por lo tanto, te recomendamos que cuanto antes te pongas a ello, antes notarás los efectos.

Deja una respuesta