Las clínicas dentales y su situación

Las clínicas dentales y su situación

Las clínicas dentales y su situación actual, como dicen desde la Clinicazm, es compleja y no se debe hablar por hablar, pues se pueden saltar cosas por alto que harían que no se hablara con propiedad de este tema.

Cuando se habla del número de clínicas que hay en nuestro país, solo tenemos que ver el gran número de ellas que han aparecido en estos últimos años. En mi ciudad, Alcorcón, si paseas por la calle Mayor, la más importante en lo comercial, puedes ver como los clínicas son de los negocios, junto con las tiendas de telefonía móvil, las que más abundan.

Estamos ante un negocio de lo más florenciente, puesto que la población se preocupa cada vez más de la salud en materia bucodental. Vamos a desvelar el número que hay aproximadamente en España, así como otros datos interesantes a nivel estadístico:

Número de clínicas en España

No hay una cifra exacta en 2021, pero en 2017 había cerca de 22.000 registradas y el número de dentistas es era de algo más de 35.000. Todo ello lo que hace es que tengamos un elevado porcentaje de dentistas por habitantes.

En la Organización Mundial de la Salud lo que hacen es recomendar que exista un dentista para cada 3.500 personas y en España es cada 1.700.

Quizá esto podríamos relacionarlo con otro sector también bastante común que aparezca cuando la coyuntura económica mejora, las inmobiliarias.

En cuanto a las CCAA que tienen un mayor número de clínicas dentales, destaca Andalucía, y después le sigue Madrid y Cataluña, agrupando los tres del orden de la mitad de establecimientos.

Si hablamos de la cantidad de dentistas existentes por clínica en Madrid es donde hay más, con una media de algo más de 2 por cada clínica, en el resto del país es de algo más de 1,5 profesionales.

Muchas de las clínicas españolas son de carácter privado, aunque también es cierto que franquicias y aseguradores estén empezando a abrir más huecos y tener más centros.

Cerca del 40% de las clínicas dentales no consigue llegar a los 250.000 euros al año, un 37% se mueve entre 250.000 y 500.000 euros. Un 18% lo hace entre 500.000 y el millón de euros. Un 4% superará el millones de euros y únicamente el 2% facturará más de dos millones de euros anuales.

Si hablamos de las costumbres que tienen los españoles…

Del orden de siete de cada 10 adultos han ido al dentista tan solo hace unos meses. Las razones que más abundan son las clásicas revisiones, limpiezas dentales o las obturaciones. Los que no van al dentista lo hacen en algo más de la mitad de los casos porque creen no necesitarlo. Otras de las razones más comunes es el dinero o el miedo al dentista.  Del orden de un 40% de españoles dicen que han llegado a tener problemas en su salud bucal en el último año.

Lo mejor en este sentido, sigue siendo acudir al dentista cuanto antes mejor, tanto para solventar los problemas como para la labor de prevención, algo muy necesario.

Está claro que montar una clínica dental, a poco que se haga bien y siguiendo todos los pasos, con una buena gestión y demás es un buen negocio, pero no tiene éxito así porque así, se debe mirar bien la zona, el local o las necesidades existentes donde se quiera establecer.

Todo esto debe tenerse en cuenta, porque si uno es un buen profesional, pero no tiene en cuenta que vivimos en el siglo XXI y lo que piden los usuarios, puede terminar habiendo grandes problemas en este sentido.

¿Recomendaríamos montar una clínica dental?

Pues si tienes mentalidad emprendedora y quieres hacer crecer un negocio del mundo que te apasiona, la respuesta es afirmativa. Ahora te queda valorar y consultar con la amohada, amigos o familiares.

Siempre es necesario tener claras las cosas, pues cuando vienen las dudas puede que sea demasiado tarde.

Esperamos que todo esto que hemos comentado valga para hacer un retrato mucho más aproximado de lo que necesitamos a la hora de dar un paso tan importante como es el de montar una clínica dental que pueda funcionar y convertirse en una fuente de negocio que tenga visos de éxito.

Recuerda que los usuarios ya no son los de hace 20 años, ahora demandan un servicio de calidad, pero también que las clínicas estén a la última en todos los sentidos, tanto en tecnología como en atención al cliente y demás aspectos, pues también la competencia es mayor. El cliente es el que manda.

Deja una respuesta