Consejos para decorar una cabaña en la nieve

Si quieres que tu cabaña de montaña sea cálida, no te pierdas las siguientes recomendaciones. ¡Toma nota!

Tonos amarillos

En el sofá coloca cojines en tonos amarillos, ya que ayudan a multiplicar la luz que entra. Escoge un sofá de color gris y en el centro coloca una mesa de madera.

Chimenea

En el salón no puede faltar una chimenea. También puedes incorporar una alfombra y varios puffs.

Fibras

En la cocina puedes incorporar fibras y muebles de madera, porque aportan calidez.

Techos abuhardillados

Para el dormitorio escoge techos abuhardillados, una alfombra de yute y decora con cojines de terciopelo. Viste tu cama con sábanas, una funda nórdica o edredón, una mantita y almohadas.

También puedes incorporar una colcha de terciopelo a los pies de la cama, ya que es un tejido más cálido y suave, además lo encontrarás en una amplia gama de colores. Es muy demandado para la tapicerías, por su elegancia y resistencia.

Es un tejido que combina muy bien con cualquier estilo: clásico, moderno, romántico, etc. Con el paso del tiempo, el terciopelo adquiere un encanto especial, por lo que aporta un aire vintage.

Alfombra de lana

En el salón o dormitorio puedes colocar una alfombra de lana, porque aporta calidez. La lana tiene propiedades aislantes de la temperatura.

Estanterías junto a las paredes

Coloca librerías, estanterías, cuadros y espejos junto a las paredes para que ayuden a preservar la temperatura.

Aislar las paredes y el techo

Debes saber que por el techo puede escaparse el 35% del calor de una vivienda. Para aislar el techo coloca un falso techo por debajo del original, que se rellenará con un material aislante.

Para aislar paredes es aconsejable la colocación de placas de yeso, con lo que se genera una capa de aire intermedia que se rellena con material aislante, como corcho o lana de vidrio.

Texturas suaves

En el sofá puedes incorporar tejidos agradables como plaids de punto y una mantita de lana. Te aconsejamos que tengas un par guardadas en un cesto de fibra.

Tapicerías de lana

Opta por las tapicerías de lana
bouclé. Es un tejido suave, mullido y acogedor, que puedes poner tanto en sofás, sillas y butacas como en pufs, mantas y cojines.

Unas cortinas opacas

Para crear un look invernal, puedes vestir las ventanas con unas cortinas opacas. Durante el día, deja que entre la luz del sol y que la habitación se caldee. Te aconsejamos que la tela que elijas para confeccionar tus cortinas encaje con el resto de textiles de la casa.

Lámpara con regulación de intensidad

Es importante contar con unas buenas luces en casa, pero no solo de techo, sino también auxiliares. En el dormitorio coloca una lámpara con regulación de intensidad.

Beige, gris y tierra

«Cuando se trata de las paredes, los estridentes pueden resultar muy interesantes en según qué casas, pero si lo que pretendes es que la tuya transmita confort, nada como la gama de los beiges y los tonos café con leche y grises claros para lograrlo. Lo mismo ocurre con los tonos de los tejidos. En cuyo caso, de nuevo los beige, los tierra y los grises, en sofás, cortinas y alfombras van a derivar en un ambiente más acogedor, sobre todo si usas texturas como el terciopelo, o la piel para los sillones, informan desde la revista ¡HOLA!

Acabado oro

Decora el salón con lámparas de techo, mesas de centro o lámpara de pie en acabado oro, o de forja envejecida, porque ofrece unos reflejos dorados muy cálidos.

Ventanas de PVC

Si tus ventanas son muy antiguas o tienen cristal simple debes cambiarlas. Unas ventanas que ofrezcan un buen aislamiento mantienen el calor, incluso horas después de haber apagado la calefacción. Cambiar las ventanas reduce la entrada de agentes contaminantes, mejora el aislamiento acústico, reduce las emisiones de CO2, etc.

Los profesionales de Crearsur, expertos en aislamiento acústico y aislamiento térmico sin obras, informan que las ventanas de PVC «son una excelente opción para aquellos que buscan mejorar el aislamiento térmico y acústico de su hogar, reducir el consumo de energía y, en consecuencia, ahorrar en la factura de la luz y del gas».

El PVC es un material ecológico y respetuoso con el medio ambiente. Los marcos de las ventanas de PVC, suelen fabricarse con materias primas recicladas.

Las ventanas de PVC son resistentes al calor, al agua, no les afecta la radiación UV, no se deforman y no se descoloran.
Antes eran blancas, pero en la actualidad encontrarás una amplia gama de colores.

¿Te gusta este artículo?

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir LinkedIn
Compartir en Pinterest

Nuestras redes

Mas comentados

Categorías