¿Qué debes saber antes de ponerte carillas dentales?

¿Qué debes saber antes de ponerte carillas dentales?

Actualmente, lograr la sonrisa que queremos es más sencillo de lo que imaginamos. En todo ello, las carillas dentales tienen mucho que hacer, pues han pasado a ser el tratamiento estrella.

El tratamiento ideal

Seguro que en no pocas ocasiones te habrás preguntando porque las estrellas del cine, de la música o de la farándula pueden tener esas sonrisas tan perfectas. En muchos casos las carillas dentales son las responsables.

Las prótesis de porcelana son las que van adheridas de forma fija a la zona anterior de cada uno de los dientes para modificar y reparar el color, el posicionamiento de la pieza y proceder a la corrección de las fracturas y demás aspectos estéticos.

Si has pensado en poder colocarte estas carillas, sin duda merece la pena tener en cuenta una serie de cosas, antes de poder pasar por la experiencia del tratamiento. En Clínica Dental Patricia Aneiros creen que los pacientes muchas veces llegan a los especialistas en salud bucodental con las ideas no tan claras como deberían sobre las carillas dentales y eso es algo donde creen que tanto las clínicas como los profesionales tendrían que ponerle remedio.

Elección de un odontólogo con la debida experiencia

Todos estos tratamientos estéticos son realmente delicados, por lo que siempre que sea posible, mejor que el profesional tenga una dilatada experiencia. Pide siempre referencias de los trabajos que ha realizado en los últimos años.

No es algo obligatorio, es una alternativa

Cuando no nos termina de convencer el aspecto que tiene nuestra sonrisa, lo que debemos hacer cuando vamos al dentista es hablar con él y comunicarle los deseos que tenemos y proponerle la mejor opción en el plano médico que no siempre van a ser las carillas. Hay que obtener información sobre las carillas dentales antes de decidirnos por él. Habla con tu odontólogo de confianza.

Personalizar la sonrisa

La clave para lograr que una persona consiga tener la sonrisa que buscar con la ayuda de las carillas es hacer la elección de la fórmula que más pueda armonizar el conjunto de la cara o de la constitución corporal. El que se quiere parecer alguien a la sonrisa de una persona famosa no es una buena idea, porque cada persona es un caso particular.

Imperfección es igual a perfección

La perfección dental implica también el que se mantenga la propia personalidad en nuestra sonrisa. Como objetivo principal, las demás personas van a tener que tener la sensación de que algo ha cambiado a mejor, pero la naturalidad va a tener que reina

Revestimiento parcial o total

Todo va a depender de cada necesidad o presupuesto, pero podemos optar por el revestimiento de una o varias piezas, así como del conjunto total.

La complejidad del color

Muchas personas desean tener los dientes lo más blancos posibles, pero que también parezcan naturales. La clave principal es que la sonrisa sea blanca sin que parezca falsa. Para lograrlo, se debe examinar el tono de la piel y que quede una sonrisa personal.

Versiones temporales: la sonrisa de prueba

A la hora de asegurarse de que el resultado es el que quieren los clientes, lo que se suele hacer es proceder a realizar simulaciones provisionales para que el paciente vea cómo van a ser sus carillas.

Hablamos de una prueba de diagnóstico que es la que ayudará a los especialistas a que se conozcan los gustos del paciente. De forma previa se suele hacer un diseño digital de la sonrisa con fotografías para tomar la decisión final.

Las provisionales no van a ser de tanta brillantes como las de porcelana y se llevarán por un periodo de tiempo determinado hasta que se fabriquen las definitivas,

Las carillas que serán definitivas tendrán una duración que irá de los diez a los quince años y donde se aplicará una magnífica higiene bucodental normal, así como las visitas anuales al dentista para así evitar un reemplazamiento de forma prematura.

El proceso reconstructivo

En cuanto se acepte el plan de recubrimiento y se decidan las piezas, tomen moldes, radiografías y fotografías, lo que se hace es insensibilizar la zona con anestesia local. En el caso de que el paciente no se talle los dientes, no se va a suministrar anestesia.

Para ello, habrá que colocar la carilla en cada uno de los dientes gracias a la cementación adhesiva que se fijará con una pequeña luz de les ultravioleta de cara a su sellado firme. La duración va a depender de la cantidad de los dientes.  Todo esto deberá tenerse claro, pues siempre se piensa en el resultado, pero no en el proceso que debe llevarse a cabo para lograrlo.

Deja un comentario