La seguridad en el transporte

La seguridad en el transporte

El mundo del automóvil constantemente vive cambios. El no adaptarse a las modificaciones que el paso del tiempo está produciendo puede hacer que las empresas se queden anticuadas. Transportes Cars es una de las empresas que, en palabras de sus directivos, han sabido ver con mucha antelación que había que adaptarse a las necesidades de los clientes en el sector del transporte. Ellos ya llevaban más de 10 años haciendo un trabajo tejiendo una red con países como Alemania, Holanda o Bélgica, algunos de los que son más populares a la hora de hablar de importación de coches en la Unión Europea.

A la hora de responder a lo que necesiten los clientes, siempre va a ser necesario tener una importante flota de vehículos para transportar los vehículos y unos profesionales que sepan hacer su labor de la mejor forma y siendo cumplidores en algo tan importante como en los plazos de entrega acordados entre la empresa que se trate y el cliente.

En el caso particular de Transportes Cars, ellos optan siempre porque los vehículos estén asegurados por si ocurriese algún percance, algo que podemos extender a las empresas más importantes del sector, por lo que los clientes tienen la tranquilidad que mientras su vehículo está en manos de la empresa de transporte, quedan bajo su estricta responsabilidad.

Muchas veces, una buena empresa debe, en cierta forma, servir de guía para sus clientes…

En ocasiones, especialmente si son nuevos los clientes, estos no tienen mucho conocimiento sobre cómo debe realizarse el transporte, como sucede con los coches de importación. Al ser conocedores de la problemática, lo lógico es que estas empresas apoyen a los clientes a lo largo de todo el proceso, desde que se recoge el vehículo hasta la propia entrega.

Hay que confiar en estos servicios, pues cada vez se recurre más a ellos, y las empresas del ramo transportan los coches con toda seguridad y rara vez se producen percances. Suelen ser empresas que saben de la importancia de la seguridad y de que los clientes que confían en ellos no quieren ni oír hablar de incertidumbres o riesgos.

El procedimiento

Las compañías hablan con el cliente y le transmiten una estimación de lo que va a tardar enviarse el coche, algo que va a depender de las distancias que hayan entre el sitio donde se recoge y el de la recepción, aunque el periodo en el transporte internacional acostumbra a ser de una semana, por lo general.

Normalmente, la empresa es la que se pone en contacto con la clientela un día antes para saber cuando se producirá la entrega y también para la confirmación del lugar en cuestión. No es necesario muchas veces estar presente cuando se entrega el vehículo, pues se puede dar permiso a familiares o amistades para que la recojan en caso de que uno no pueda.

Este servicio está actualmente muy de moda, pues realmente en los países del centro y norte de Europa podemos llegar a encontrar coches a bastante buen precio y con un inmejorable cuidado.

Esto hace, que merezca la pena, optar por la importación de coche si se quiere contar con un buen BMW, Audi, Mercedes o Lexus, pues estas compañías realizan el transporte con seguridad.

¿Qué ocurre con el transporte de los coches de superlujo?

Una de las dudas que un sector de compradores de coches de superlujo tienen es cómo se hace el transporte de ellos. Todos vemos en España muchos coches en los camiones destino a concesionarios, unos transportes más generales que no suelen hacerse con los vehículos que por ejemplo cuestan 250.000 euros, por poner un ejemplo.

Las empresas especializadas son las que se encargan de estos transportes, donde hay tres clientes principales, las que se dedican a la compra y venta de coches de alta gama, las cuales suelen mandar sus coches a sitios alejados del punto de venta o para los clientes que necesitan la recepción de la compra en la puerta de su domicilio.

Después están los profesionales que precisan de transportes para hacer homologaciones, diferentes eventos por parte de las marcas, eventos, y como no, los particulares que les gusta conducir su coche en el circuito o pasarlo bien donde están de vacaciones, pero si la necesidad de tener que hacer un viaje largo conduciendo el vehículo.

Este tipo de clientes tienen que recibir un servicio que cumpla con las expectativas que tienen. Hablamos de un transporte que se hace con unos camiones que vienen equipados con anclajes rápidos, cabestrantes homologados, o rampas hidraúlicas, pero donde además tienen que tener detrás de todo esto, un equipo humano trabajando en ello.

Son un servicio que es exclusivo, donde la mercancía es cara y el valor económico, histórico o incluso sentimental, hace que las personas que participen deban ser las justas, pero eso sí, con una dilatada experiencia, pues un error aquí puede ser fatal.

Unos trabajadores especializados

Los profesionales de este tipo de transporte de coches tienen unos requisitos muy especiales, donde la experiencia es clave para poder trabajar llevando estos coches de tanto valor. Ellos son chóferes por lo general que llevan muchos años llevando coches, en muchos casos de equipos de coches de competición, de circuito o de rally.

Los requisitos para poder formar parte de estos equipos es vestir bien con el uniforme de la empresa, que irá variando dependiendo del trabajo y las necesidades de la clientela, a fin de poder desenvolverse en varios idiomas y donde tendrán que tener un certificado que sea capaz de acreditar que carece de antecedentes penales. En muchos casos, hasta también deberá llevar uniforme de la empresa.

Lo fundamental a la hora de hacer este trabajo es tener gran experiencia y ser personas dinas de la más absoluta y total confianza. Muchas empresas de este tipo de trabajos, lo que hacen es que incluso los chóferes nuevos que entran van siempre acompañados de conductores veteranos en el caso de que no tenga experiencia y así ir asimilando los pertinentes consejos siempre necesarios en este tipo de transporte.

Deja un comentario