El negocio de las sábanas desechables

Cada vez son más las empresas como Comercial Apra, especializados en artículos eróticos, higiénicos y de estanco que, se decantan por comercializar, productos desechables de un solo uso, como las sábanas. Esto se debe a la creciente demanda de este tipo de artículos por parte de hospitales, centros de salud, albergues, hoteles, clínicas de estética o centros de masaje, entre otros. Lugares en los que el paso de gente es frecuente y elevado, algo que conlleva una serie de riesgo que es obligado evitar. La higiene es necesaria y fundamental, sobre todo en centros como los citados. Un centro sanitario no puede permitirse contaminación ni infecciones de ningún tipo a causa de una falta de higiene. Tampoco otro tipo de negocios, puede permitirse la proliferación de agentes contaminantes en sus instalaciones.  

Una buena manera de minimizar la posibilidad de que proliferen bacterias y agentes nocivos, es recurrir a las sabanas o, incluso ropa, de un solo uso. Se trata a su vez, de un cambio más sostenible y ecológico, puesto que, el ahorro en agua y energía que conlleva, es importante. Estas sabanas, no hay que lavarlas, se reciclan y proporcionan seguridad a quien las utiliza.  

No importa si se trata de un hotel, hostal, albergue, hospital o sala de masajes, l sola idea de pensar que antes de nosotros, reposó otro cuerpo en esa cama o camilla, puede provocar un repelús que nos incite a salir de allí corriendo. No en vano, todos poseemos un cierto nivel de escrupulosidad que nos protege de situaciones que, por desagradables, pueden conllevar riesgos innecesarios.  

Estrenar sabanas es algo que a todo el mundo agrada, aunque sean de un solo uso. Pero solo por tratarse de unas sabanas nuevas que nadie antes a utilizado, ya proporcionan seguridad y confianza. Los materiales con los que se fabrican proporcionan suavidad y confort, son cálidas y su calidad es buena, en tanto que las sabanas convencionales, se desgastan con el uso y van perdiendo calidad, presentan un aspecto feo y a veces, mantienen manchas que no salen con los lavados, proporcionando una sensación de descuido a quien las use.   

Todo son ventajas con las sábanas desechables 

Con este negocio cada vez gozando de mayor demanda, ganamos todos. Podemos entender que hoteles de la categoría del Ritz o el Palace, no se planteen utilizar en sus habitaciones sabanas desechables. Su categoría no se lo permite y, a buen seguro, sus estándares de calidad, tampoco. No obstante, pueden permitirse cambiar las sábanas usadas por lencería nueva cada vez que sea necesario. Sin embargo, en otro tipo de establecimientos, donde el paso es mayor, la gente menos exigente y, en muchas ocasiones, ligeramente más dejada, el uso de sabanas desechables, es casi una necesidad. Hacemos referencia en este aspecto a los hostales, hoteles de carretera, lugares de alterne, en los que las visitas suelen ser muy constantes y frecuentes, de poca duración y con un fin más que concreto. En estos casos, la necesidad de un artículo desechable es vital para la propia supervivencia del negocio. 

No solo se trata aquí de una mera cuestión de higiene. Eso es primordial. Hablamos de reducir y minimizar gastos y costes. Utilizar sabanas desechables, no requiere de contar con un espacio de almacenamiento disponible para las sabanas sucias, ni tampoco disponer de lavandera propia o un servicio externo para ello. En este caso, una vez se quitan, se desechan, se colocan las nuevas y hasta la próxima. Este hecho, constituye por si mismo un gran ahorro económico y de tiempo. 

Por otro lado, retomamos el aspecto de la higiene, algo muy valorado por estudiantes, campistas, viajeros e incondicionales de las casas rurales. Además de que si van a ser usadas por una sola persona, no es necesario tirarlas tras un solo uso, pueden aguantar varios días. Se trata de sabanas cómodas, hipoalergénicas, pues resisten a los ácaros del polvo, antibacterianas, no provocan alergias y, por lo tanto, resultan ideales para aquellos que padecen algún tipo de enfermedad respiratoria o de la piel.  

El mercado ofrece un amplio catálogo para cubrir todo tipo de necesidades, son todas ajustables y se encuentran disponibles en diferentes dimensiones y formatos. Existen muchos tipos de sabanas, fabricadas a partir de diferentes materiales como los que veremos más adelante. 

Dado que se trata de productos desechables, cabe hacer la diferencia, entre estos y los reutilizables. Los primeros, están diseñados para ser utilizados por un corto periodo de tiempo, siendo notablemente más económicos. Entre sus principales ventajas, podemos destacar que suponen un importante ahorro económico al evitar la limpieza y esterilización necesarias en el caso de las sabanas convencionales. Evitan el contagio de enfermedades e infecciones, pues son utilizadas por una única persona y ahorran tiempo, dinero y esfuerzo al no ser necesario su lavado y almacenaje.  

Al mismo tiempo, se trata de productos ecológicos, por esa misma razón, no requieren lavado, ni planchado, para lo que sería necesario utilizar energía y fabricados en su mayoría, con materiales sostenibles y cien por cien reciclables.  

Materiales con los que se fabrican 

Lo más común, es encontrar en el mercado, sabanas fabricadas con TNT en PP o lo que es lo mismo, tejido no tejido en polipropileno. Para los que no tengan mucha idea de lo que quiere decir esto, se trata de un material que se fabrica a partir de una alineación de fibras y un polímero (el polipropileno) que, unidos mediante un proceso de calor o presión, no necesitan ser tejidas, ni ser convertidas en fibras de hilo para su fabricación.  

Este tipo de sabanas, fabricadas con TNT en PP, poseen una sola y única capa, una estructura plana, flexible y porosa. En algunos casos, se pueden encontrar sabanas desechables de este material, plastificadas con un recubrimiento de polietileno. Estas sabanas en concreto, son muy utilizadas en centros de belleza que ofrecen tratamientos como la chocolaterapia o la fangoterapia, en los cuales esa capa plastificada resulta de gran utilidad para evitar que los productos utilizados traspasen la sabana. 

También es posible encontrar en el mercado de las sábanas desechables, las fabricadas en SMS (tejido no tejido en Spunlace – Meltdown – Spunlace). Estas sabanas TNT en SMS, están compuestas por tres capas diferenciadas entres si, cuya combinación, convierte a las mismas en más resistentes e hidrófugas, evitando la humedad y las filtraciones.  

En la actualidad, este tipo de sabanas desechables, están siendo notablemente más demandadas debido, precisamente a estas propiedades. La combinación de estas tres capas, hacen que el SMS, sea un material absolutamente antiestático que no enmohece y, ofrece una elevada filtración ante las bacterias.  

Lo que a medidas y gramaje respecta, las sabanas desechables, como ya hemos comentado, se fabrican en diversos tamaños y con diferente espesor, en función del tipo de camilla o cama en el que se vaya a utilizar y el uso que se le vaya a dar. No es lo mismo colocar sabanas en una cama de hospital que en una camilla de masaje.  

Por lo tanto, a la hora de elegir la sabana necesaria, hay que tener en cuenta las medidas de la cama o, en el caso de las camillas, comprobar las medidas exactas. Las sabanas suelen ser ajustables por lo que no presentan problemas para colocarlas ni se salen, pero siempre hay que adquirir las más adecuadas, como si se tratara de sabanas convencionales.  

Dentro de los catálogos de ropa de cama desechable, podemos encontrar, otro tipo de ropa y elementos desechables, confeccionados con los mismos materiales. Entre ellos, podemos destacar batas, pijamas, gorros e incluso camas desechables para mascotas.  

Aludiendo al vestuario desechable, señalar que es muy utilizado sobre todo en el sector sanitario, donde ofrece grandes ventajas, debido precisamente a las características especiales del sector. Su bajo coste, su alta seguridad y la practicidad que ofrecen, son puntos a favor que hace que este tipo de vestuario este a la orden del día en todos los centros sanitarios.  

La ropa desechable, constituye un elemento de protección para médicos, enfermeros, auxiliares, veterinarios, dentistas o cualquier trabajador que se encuentre expuesto a ciertas situaciones de riesgo. La gran ventaja es que puede ponerse encima de la ropa de calle (no siempre) y protegerla, así como que no requiere cuidado posterior. Te la quitas y la tiras.  

Como ocurre con las sabanas desechables, el vestuario, ofrece numerosas ventajas: la higiene, pues evita las manchas e infecciones cruzadas; impermeabilidad, bloquea el paso de gases, agua u otros líquidos; comodidad, se ajustan bien al cuerpo o la cama, en el caso de las sábanas, son ligeras y cómodas; ofrecen confianza, pues no se desgastan por el uso ya que se usan recién sacadas de su embalaje y, después se tiran; no requiere almacenamiento y, son económicas en muchos sentidos.  

En conclusión, la ropa desechable, tanto para cama como para uso como vestuario, no solo es una excelente alternativa. Constituye una opción ineludible en muchos casos, debido a que sus ventajas abarcan no solo a quien las adquiere para sus negocios, sino que también, lo son para quienes las usan. Para los más escrupulosos que, en ciertos aspectos, deberíamos ser todos, la solución ideal cuando va de viaje o acude a algún centro donde las sabanas son necesarias.  

¿Te gusta este artículo?

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir LinkedIn
Compartir en Pinterest

Nuestras redes

Mas comentados

Categorías