El jamón ibérico gana adeptos

¿Hay algo mejor que el jamón ibérico? Es probable que no y también es probable que todas aquellas personas que hayáis empezado a leer estas líneas estéis totalmente de acuerdo con ello. No es para menos. Estamos hablando de uno de los alimentos que conforman la primera línea, la de máxima calidad, de la gastronomía española.

¿Hay algo mejor que el jamón ibérico? Es probable que no y también es probable que todas aquellas personas que hayáis empezado a leer estas líneas estéis totalmente de acuerdo con ello. No es para menos. Estamos hablando de uno de los alimentos que conforman la primera línea, la de máxima calidad, de la gastronomía española. Por tanto, nos parece lógico que el jamón ibérico sea uno de los alimentos más solicitados por los turistas extranjeros cuando llegan a alguno de nuestros pueblos o ciudades. Lleva siendo así un montón de años y seguro que eso no va a cambiar mucho.

Ni que decir tiene que a los españoles y las españolas también nos seduce este manjar por mucho que lo hayamos probado una y mil veces. Estamos hablando de algo que no cansa, que solo nos hace sentir afortunados y afortunadas y de algo que, además, nos hace sentir orgullo de nuestra tierra. Eso es algo importante porque deja clara una cosa: que el jamón va más allá del sabor del que dispone. También es un bien que nos une y que hace de este país algo mucho más interesante tanto para los que vienen a conocerlo por primera vez como para los que llevamos viviendo aquí toda la vida.

Una noticia compartida por la agencia de noticias Europa Press indicaba que el 65% de los ciudadanos y ciudadanas europeos consumen jamón ibérico y que dos de cada diez de ellos van a aumentar su consumo en el futuro. Miel sobre hojuelas para todas aquellas personas que se dedican de una manera profesional al jamón ibérico y que están viendo cómo, a pesar de todas las dificultades de los últimos años, este tipo de negocio sigue hacia delante. Es algo que bien merece ser celebrado.

Y es que la pandemia ha hecho que, en algunos momentos, se tambalearan los cimientos de los negocios de los que estamos hablando. Así lo hacía saber una información vertida en la web de Economía Digital, que alertaba de que no solo el jamón, sino también el vino, estaban experimentando una caída de ventas en China, que es el principal cliente de la Unión Europea en lo que tiene que ver con estos dos productos. La verdad es que la situación ha conseguido solventarse de una manera eficaz y ahora volvemos a disfrutar de todas las alegrías que el negocio del jamón ibérico deja a nuestro país.

Pocos productos y negocios tienen una base más sólida que los que tienen relación con el jamón ibérico en España. Y eso es por algo, en concreto, por el arraigo que tiene este producto entre todas o prácticamente todas las personas de nacionalidad española. Los profesionales de Iberjagus lo han tenido siempre claro: si se trabaja en algo que ya no solo es tradicional de un territorio, sino que además es una de sus máximas señas de identidad, muy mal se tienen que dar las cosas para que la actividad en la que se trabaja no tenga éxito o no genere beneficios.

Lo que ocurre con el jamón ibérico en España es algo que responde perfectamente a lo que veníamos diciendo en el párrafo anterior: es evidente que es una de las grandes señas de identidad para un país como el nuestro. Como consecuencia, todo el mundo lo conoce, lo respeta y lo venera. Y la verdad es que construir un negocio sobre todo eso es sinónimo de cultivar en la tierra más fértil a la que podemos tener acceso. Normal que haya tanta gente deseosa de trabajar en alguna empresa que tenga algo que ver con esto.

La expansión internacional apuntala todos los proyectos relacionados con el jamón en España 

El mundo globalizado en el que vivimos deja muy buenas noticias en España en lo que tiene que ver con la actividad económica relacionada con el jamón ibérico. España ya era un país conocido en todo el mundo a causa de su tradición jamonera, pero su potencia ahora se ha extendido de una manera soberbia a causa de la evolución de las tecnologías de la comunicación y la información. Y eso hace que cada vez haya más personas de fuera de nuestras fronteras que son conscientes de todo lo que tenemos a su disposición en España.

No cabe duda de que el negocio relativo al jamón ibérico tiene muchísimo futuro en un país como el nuestro. Siempre lo ha tenido y siempre lo va a tener. Es algo que no se le escapa a nadie y que seguro que va a traer tremendos beneficios a una economía como la española, que funciona bien en este sentido pero que en otros se encuentra bastante debilitada. El jamón ibérico, como siempre, es el protagonista de las noticias positivas. Y eso no va a cambiar en absoluto.

 

¿Te gusta este artículo?

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir LinkedIn
Compartir en Pinterest

Nuestras redes

Mas comentados

Categorías