El fenómeno Gran Hermano en España

El fenómeno Gran Hermano en España

Todo comenzó el 23 de abril de 2000. Ese día pasará a la historia de la televisión. En Telecinco comenzaba Gran Hermano, un formato que se convirtió en el rey de la tv. El concurso se basa en un grupo de concursantes anónimos conviven en una casa aislada del exterior y totalmente equipada de cámaras y micrófonos para grabar lo que sucede. Este dura unos tres meses y, durante este tiempo, los participantes deben intentar superar las nominaciones de sus compañeros hasta conseguir el premio final, a menos que la audiencia decida expulsarlos en caso de estar nominados.

Al principio se vendió como un formato novedoso, y así era. Gente incomunicada con el exterior en pleno siglo XXI. Sin móviles, sin televisión, sin enterarse de lo que ocurre fuera. Y encima conviviendo con gente desconocida. Como era de suponer el formato fue un éxito. En la primera edición entraron 10 concursantes, pero cuatro de ellos abandonaron por motivos diferentes (dos de ellos porque sus parejas habían sido expulsadas, otro por el fallecimiento de su padre y la última porque una revista de tirada nacional difundió que había ejercido la prostitución), por lo que tuvieron que entrar a la casa el mismo número de reservas. Fue una revolución para la televisión.

La primera casa

La primera casa del formato fue muy austera y se ubicó en la población madrileña de Soto del Real. Según Juanjo Carrillo, director de arte de Zeppelin TV, «los holandeses la querían roja, pero la pintamos de un verde azulado rarísimo». Además, en una de sus paredes se colgó la pintura «Las mil y una noches» de Henri Matisse, la esencia de la casa española. Había 29 cámaras grabando a los concursantes. Su ganador fue Ismael Beiro.

Para mí supuso un descubrimiento, me pasaba el día pensando en ello. Recuerdo que me fui a la cama ,el día del estreno, pensando en qué podrían estar haciendo esos ‘conejillos’. Con el paso del tiempo perdí el interés, sobre todo, porque como pasa en todas las cosas, el negocio y el morbo se acabó imponiendo. Al final todo fue guionizado. Incluso la gente ya no entraba ‘virgen’. Es decir, me explico. Entraba sabiendo lo que tenía que hacer para que la gente no le echara, o al contrario, sabía que sí salía el primero iba a tener más oportunidad de hacerse platós y exclusivas en la televisión. Incluso las chicas solo pensaban en salir para protagonizar la siguiente portada de Interviú. Han sido muchas las chicas GH que han salido en la portada de esta desaparecida revista.

España siempre eterno

Hasta la actualidad, se han emitido dieciocho ediciones del formato, todas ellas en Telecinco, cadena de la cual tiene los derechos de emisión en España. Desde el año 2004 se realiza Gran hermano VIP,​ una versión del programa con famosos, que va por la quinta edición en el 2017, aunque no se emitió entre el 2006 y 2014, ambos incluidos.​ Y seis años después, en 2010 El reencuentro, la misma versión del programa pero con exconcursantes de varias ediciones como homenaje a los 10 años del formato en emisión en España. En este caso, esto ya no sirve como experimento sociológico ni nada, aquí solo vale la salsa rosa. Me explico.

En el formato de famosos, lo que cuenta es el enfrentamiento. Que una chica cuente que le han puesto lo cuernos, que un chico cuente que otra chica se fue con su mejor amigo. En definitiva, se ha perdido la esencia de cómo arrancó el formato.

Yo me sigo acordando mucho de GH, incluso el otro día me compré en la página Liquistocks, un juego de preguntas sobre el programa. Estaba en stock en liquidación ‘El juego de la verdad, edición Gran Hermano’. Es un juego de mesa con preguntas sobre la personalidad de los jugadores y su comportamiento. Aunque ya no es lo mismo, porque la esencia se ha perdido, nos lo seguimos pasando bien.

Como ves, se ha perdido el fenómeno social y todo se ha convertido en un show más. Solo hay que ver que cuando alguien sale de la casa no se preocupa de lo qué ha ocurrido fuera, de saber qué ha pasado. Ahora bien, España sigue siendo el país donde aún pervive. Y viendo los datos de audiencia creo que van a seguir durante muchos años más. Porque aunque la gente de que no lo ve, los datos de audiencia no dice lo mismo.

Deja un comentario