De ruta con los coches clásicos por Galicia

De ruta con los coches clásicos por Galicia

Ahora que estamos en pleno verano, somos muchos los que estamos planteándonos ir de vacaciones para desconectar y disfrutar de unos días con nuestros amigos o la familia en la playa o en el destino que hayamos escogido. Una opción que cada año es más complicada puesto que siempre hay quien se decanta por un lugar en vez de otro. Sin embargo, nosotros os queremos proponer uno de los destinos más completos que podréis encontrar dentro de nuestro país. Se trata de Galicia, la comunidad autónoma situada más al noroeste de España y donde encontraremos cientos de opciones diferentes para disfrutar de nuestros días de ocio y tiempo libre.

No obstante, para los que os acercáis allí por primera vez, nosotros trataremos de acercaros una opción diferente pero no por ello igual o más bonita, si cabe. Se trata de recorrer la comunidad autónoma en uno de los cientos de vehículos clásicos que, cada día, ruedan por Galicia. Y es que allí, la afición por el automovilismo es de sobra conocida, de ahí que podamos unirnos a una de los cientos de rutas que cada año se celebran por las carreteras de la comunidad.

Para poder llegar a Galicia con nuestros clásicos, lo más cómodo que podemos hacer es lo que a continuación os recomendamos, que os pongáis en contacto con transportes TransThalia, y es que ellos son expertos en el transporte de vehículos por carretera, con lo que nosotros tan solo nos tendremos que preocupar por coger un avión para llegar a tiempo de subirnos a nuestro coche en el destino. Y es que solo de este modo nos tendremos que ahorrar la paliza de hacernos cientos de kilómetros en un coche de época, el cual no posee ningún sistema de climatización que nos ayude a sobrellevar el calor que hace estos días en todo el país. Así, una vez en el destino y ya con el coche de nuevo en nuestro poder, ya solo nos falta saber a donde queremos dirigirnos, esto es, saber que ruta queremos hacer para disfrutar de nuestras vacaciones.

Para ello, basta con tener a mano un calendario con las concentraciones de clásicos más importantes de la comunidad, siendo una de ellas, la de O Carballiño, donde cada año se exhiben y circulan decenas de coches clásicos, una de las más importantes de la provincia de Ourense. También en esta provincia, la cual es la capital de España del automovilismo por excelencia se disputan otras concentraciones y rallyes con vehículos clásicos, como el Rallye de Ourense de clásicos y antiguos o la concentración de Moreiras, donde cada año se dan cita más de cien vehículos para recorrer las calles del municipio y entregar, de forma solidaria, decenas de kilos de alimentos para los más necesitados.

Y es que la provincia de Ourense goza de tener cientos de kilómetros de carreteras que harán las delicias de todos aquellos que se acerquen hasta ella para disfrutar de paisajes de ensueño y de una gastronomía envidiable, con lo que, de llevar este plan a cabo, pasaremos uno de los mejores veranos de nuestras vidas, en los que la desconexión de la rutina y la relajación se harán visibles a las pocas horas de llegar. Además, tras una larga ruta en clásico por la provincia, uno de los mejores planes que podemos llevar a cabo es el de visitar alguna de las instalaciones termales que hay en Ourense, muchas de ellas gratuitas, para relajarnos todavía más si cabe y gozar de unas jornadas de ocio por todo lo alto.

Siguiendo el viaje por Galicia, en la provincia de Lugo también tenemos otras de las rutas más bonitas que podemos seguir. Algunas de ellas discurren por los cañones de la Ribeira Sacra, los cuales comparte con Ourense, mientras que otras aprovechan las carreteras de la Terra Chá o de la Mariña lucense y es que sea cual sea la opción por la que optemos, la realidad es que todas tendrán un nexo en común, la belleza de los paisajes y la gastronomía.

De ruta por las provincias de Pontevedra y A Coruña

Además de las opciones que os hemos contado, la realidad es que Galicia nos ofrece mucho más. Una de las rutas más bonitas que podemos llevar a cabo la tenemos siguiendo todo el contorno de la costa gallega y es que se trata de unas carreteras que nos llevarán por lugares de película, así como tendremos la certeza de que comeremos bien en cualquier lugar. Otra de las opciones es la completamente inversa, esto es, recorrer las dos provincias, pero por sus itinerarios de interior, los cuales guardan una gran riqueza natural y en los que nos podemos encontrar, al igual que en el resto de la comunidad, paisajes idílicos.

Deja un comentario