¿Cómo superar la soledad después de una ruptura?

Los divorcios o rupturas amorosas son de los retos más difíciles, a nivel emocional, que puede enfrentar una persona, más aún aquellos que han formado una familia juntos y la decisión involucra hijos y bienes. No solo se trata de separarte emocionalmente de una persona que era importante para ti y que formaba parte esencial de tu vida, sino también de que implica un giro en nuestras vidas y la entrada a un proceso de duelo en el que tendremos que vérnoslas con sentimientos como negación, ira, frustración, dolor y soledad.

Los divorcios o rupturas amorosas son de los retos más difíciles, a nivel emocional, que puede enfrentar una persona, más aún aquellos que han formado una familia juntos y la decisión involucra hijos y bienes.

No solo se trata de separarte emocionalmente de una persona que era importante para ti y que formaba parte esencial de tu vida, sino también de que implica un giro en nuestras vidas y la entrada a un proceso de duelo en el que tendremos que vérnoslas con sentimientos como negación, ira, frustración, dolor y soledad.

Y súmale a todo ello, en el caso del divorcio, todos los procesos y disputas legales que le van a acompañar, más la discusión por los derechos que ambos tendrán sobre los niños y bienes que se han dado dentro del matrimonio.

Si estás pasando por esta difícil situación y necesitas una guía para salir vivo del otro lado, aquí hemos elaborado una lista de consejos útiles que podrían ayudarte a dar tu primer paso hacia la recuperación.

¿Cómo superar el divorcio?

Para superar este reto, la experta en terapia de pareja Vanessa Sanz nos guía a través de los primeros pasos que debes dar:

  • Acepta el divorcio

Lo primero que debemos hacer para poder lidiar y superar un problema es aceptarlo, ya que mientras nos quedemos en la etapa de negación no podremos tomar las medidas necesarias para nuestra recuperación.

Aunque puede ser algo difícil de manejar a nivel sentimental, es importante que aceptes por lo que estás pasando. Así, poco a poco comenzarás a asimilarlo, comenzarás a identificar tus sentimientos y a hacerte cargo de ellos y pronto llegará el día en el que puedas ver con más optimismo tu nuevo futuro, dándote cuenta que más temprano que tarde lograrás recuperar la normalidad.

  • No te aísles

Aceptar nuestro dolor y llorar es una forma de desahogarnos, conectarnos con nuestros sentimientos y lidiar con nuestra tristeza. No obstante, si dejamos que nuestra depresión nos aísle de nuestros seres queridos no será bueno para nuestro proceso.

Justo en estos momentos es cuando más debes apoyarte en tu circulo de afecto y confianza para compartir con ellos lo que estás sintiendo y recibir buena ayuda y consejos. Por el contrario, la soledad puede empeorar tu situación y obstaculizar tu avance.

  • Aprovecha el divorcio para crecer

Intenta ver este proceso como una oportunidad para crecer personalmente. Pasa tiempo contigo mismo, conéctate con tus sentimientos, define que es lo que quieres hacer ahora con tu vida, aprende a canalizar tu dolor y sácale el provecho a esta situación tan adversa construyendo una mejor versión de ti.

  • Participa en actividades placenteras

También será momento de comenzar a hacernos cargo de nuestra propia felicidad. Deberemos procurar comenzar a hacer cosas que nos hagan felices y nos proporcionen placer. Hacer reuniones con la familia, salir con los amigos, apuntarte a una actividad, incluso salir de fiesta o preparar un viaje son una buena forma de regalarnos momentos de felicidad.

Por ejemplo, podemos comenzar a dar esos primeros pasos con un poco de ejercicio. Esto porque estudios en materia explican que la práctica de ejercicio físico permite reducir malestares y mejorar nuestro equilibrio emocional, ya que nos ayudan a liberar neuroquímicos relacionados con la felicidad y el placer, como las endorfinas o la serotonina.

De hecho, un simple gesto como salir a dar un paseo bajo el sol, puede hacer mucho por nuestro bienestar. Según estudios científicos, el sol aumenta la producción de vitamina D en nuestro organismo, fundamental para el funcionamiento del sistema inmunológico y la producción de endorfinas, las cuales ya explicamos están relacionadas con los sentimientos de placer.

  • Participa en talleres

Nunca está de más buscar ayuda profesional. No hay como un consejo experto para ir superando las fases de nuestro duelo, sacando el mejor provecho de ellas. Por ejemplo, puedes asistir a terapia con un psicólogo privado, o puedes asistir a talleres de inteligencia y crecimiento personal. Hoy en día, gracias al auge del Mindfulness, hay variedad de talleres según tus necesidades y preferencias que te pueden proporcionar herramientas super importantes para lidiar con problemas sentimentales, a la vez que te permiten expandir tu circulo de apoyo conociendo gente que está pasando por lo mismo que tu.

Recuerda también que enfrentar una situación tan dura como un divorcio puede llevar a las personas a enfrentar sentimientos fuertes de ira, frustración, vergüenza y humillación; lo que puede sumirnos en etapas de depresión, aislamiento y apatía. Incluso, en el peor de los caos puede llevarnos a la adquisición de vicios como el alcohol, drogas o fármacos como una salida fácil ante el dolor y la confusión. En estos casos, solo la ayuda de un experto en inteligencia emocional es quien puede ayudarnos a curarnos con herramientas inteligentes y que de verdad nos permitirá salir airosos del trauma postdivorcio.

  • No te obsesiones con encontrar nueva pareja

Cuando nos asaltan los sentimientos de dolor y soledad, lo primero que pesaremos será en conseguir una nueva pareja que llene ese vacío con el que estamos lidiando y nos proporcione nueva estabilidad emocional. Pero, saltarse las etapas de tu duelo consiguiendo un nuevo amor, quizá no es la mejor decisión.

Después de terminar una relación amorosa es necesario darnos el tiempo para curar nuestras heridas, aprender sobre nuestros errores, recuperarnos emocionalmente y definir que queremos en un futuro. Solo de esta forma estaremos emocionalmente preparados para comenzar una nueva relación sana y que nos haga realmente felices.

¿Qué hacer cuando te sientas solo después de un divorcio o una separación?

Como te hemos explicado a lo largo del artículo, el proceso de duelo después de una ruptura amorosa despertará variedad de sentimientos dolorosos como por ejemplo el de la soledad, el cual es el más temido y sufrido por todos. Y es que nadie quiere sentirse solo.

Dicho sentimiento puede venir detonado por variedad de factores como:

  • Dolor, tristeza e ira: Como explicamos en un punto anterior, el dolor y el sufrimiento que sientes durante el duelo puede hacer que te aísles de tus familiares y amigos, haciéndote sentir más solo.
  • Separación de la familia y amigos: Cuando nos separamos de nuestra pareja, es normal que nos separemos de los familiares y amigos en común con nuestro ex, ya sea porque ahora ya no podrán formar parte de nuestra vida o porque queramos evitar situaciones incomodas de encuentros con nuestra ex pareja, al menos por un tiempo. También pasa que al divorciarnos nuestra pareja podría quedarse con una mascota en común, eso sin mencionar a los niños que terminarán mudándose con una de las partes. Así, sentiremos que hemos perdido más de una persona importante para nosotros.
  • Custodia de los hijos: Siguiendo con el tema de los hijos, lo que más dolor y soledad nos puede traer es tener que dejar de vivir con ellos y comenzar con discusiones sobre custodia y horarios de visita.
  • Nostalgia cerca de las festividades: Cuando se acerquen las festividades, sobre todo cuando hablamos de la nostálgica Navidad, será normal sentirnos solos al pensar en los momentos que compartíamos con esa otra persona y las tradiciones que compartían juntos en familia.

Sin embargo, la solución nunca será salir corriendo a comenzar una relación. Debemos aprender a lidiar con este sentimiento y encontrar la felicidad en él. Para esto:

  • Acepta tus sentimientos de soledad tras una separación:Como te hemos reiterado a lo largo del articulo, la aceptación de todas las fases y sentimientos durante tu duelo es necesaria para poder curarte. Acepta tu sentimiento de soledad como algo normal después de tu ruptura, para que puedas comenzar a lidiar con ello y superarlo.
  • Conecta con gente nueva: Lo mejor para combatir la soledad es buscar compañía. Pero, mejor que comenzar una nueva relación por despecho o para no lidiar con tu proceso de duelo, es comenzar a conectar con gente nueva. Comienza alguna actividad donde puedas conocer a personas con gusto e intereses similares, reconecta con viejos amigos, incluso puedes unirte a grupos de apoyo para divorciados o solteros.
  • Comienza una nueva rutina: Ya que una de las cosas que más nos afecta después de una ruptura es que nuestro estilo de vida cambia por completo, lo mejor que puedes hacer para levantar el ánimo es conseguir un rumbo nuevo. Establece una nueva rutina de horarios y actividades nueva, que te haga sentir bien y revitalizado. Por ejemplo, incluye el ejercicio físico que es tan bueno para el bienestar mental y emocional, dedícate momentos de placer y disfrute y nada mejor que comenzar a hacer esas cosas que tanto querías y no podías hacer por estar con tu pareja. Esto te hará sentir que estás comenzando una vida de nuevas oportunidades y alegrías, donde lo más importante eres tu mismo.
  • Sé bueno contigo mismo: No sientas que no hay nadie que te quiera, sé tu mismo el primero en quererte. Cuídate, conócete, ponte de primero en tu lista de prioridades… Busca hacer actividades y conocer a gente que te de satisfacción y alegría; desde pequeños momentos contigo mismo como un relajante baño de espuma, yoga, leer un buen libro o escuchar tu música favorita; hasta planes más grandes como un viaje a un nuevo destino. La idea es procurarte momentos que te aporten felicidad.

¿Te gusta este artículo?

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir LinkedIn
Compartir en Pinterest

Nuestras redes

Mas comentados

Categorías