Cómo elegir una clínica dental de confianza

Cómo elegir una clínica dental de confianza

En una clínica dental hay que tener siempre muy claro que a la hora de elegir merece la pena que un equipo reputado y de confianza se encargue de todo. Vamos a ver más sobre esto:

El dentista

Fundamental que tenga licenciatura en odontología o medicina. Los dentistas tienen que pertenecer a un Colegio de odontólogos y estomatólogos que sea el encargado de certificar que ellos pueden ejercer la profesión, de tal forma que se pueda solicitar el número de colegiado.

Higienistas y auxiliares

El que el personal de la clínica que trabaje sea titulado es importante. Los higienistas son unos profesionales del campo de la sanidad que también se dedican a trabajar con el dentista, no solo ayudando, también en labores técnicas y asistenciales. Los auxiliares, como su nombre indica, lo que hacen es también ayudar al dentista.

Prevenir es prioritario

Las clínicas dentales deben tener compromiso con la salud que tengan sus pacientes. Por ello tiene que estar orientada principalmente en la prevención para que se mantenga la salud de la boca, ofreciendo un asesoramiento al paciente para que no aparezcan más problemas y que las intervenciones sean más costosas.

La confianza debe ser percibida

Algo importante que creen que merece la pena recalcar por parte de profesionales como los de la Clínica Dental Sedi que llevan años de experiencia en el sector es el esfuerzo porque el paciente perciba la información con amabilidad y el interés necesario.

Debemos tener claro que las clínicas dentales se tienen que gestionar con un objetivo como es el del cuidado de la salud de los pacientes, siempre por encima del beneficio económico y empresarial.

La proximidad y la accesibilidad es importante

Hay que tener en cuenta que la situación de la clínica debe ser próxima al sitio donde se reside o se trabaja. Pensemos que algunos tratamientos precisan varias citas y se pueden ir alargando en el tiempo.

La tecnología y la innovación

Es fundamental que la clínica tenga una tecnología avanzada para que se produzcan los tratamientos con la mayor comodidad que sea posible para los pacientes y haciendo más sencillo que el profesional pueda trabajar en buenas condiciones.

Cuando se tiene buen equipamiento el dentista puede poner en marcha mejores tratamientos y esto es algo que redunda positivamente en los pacientes.

La calidad importa

Hay que valorar la importancia de unos buenos materiales, especialmente necesarios en los empastes, brackets y demás prótesis.  Los implantes es necesario que tengan los años de garantía necesarios, en especial sobre el implante, que será el encargado de sustituir la raíz del diente que se pierda y con el que se podrá afrontar la actividad de las funciones a nivel dental.

Presupuesto completo

En el presupuesto tendrá que estar incluida la cantidad total del tratamiento, el cual no tendrá que obligar a que se haga un pago por adelantado en los tratamientos que sean de duración extensa. De esta forma se puede ir pagando conforme se hace el tratamiento.

De la misma forma, los profesionales de la clínica tendrá que dedicar el periodo de tiempo que se precisa de cara a explicar de qué manera se hace el presupuesto para que se entienda y no haya duda alguna. En todas las citas a las que vayas hay que saber lo que te harán y el precio de cada tratamiento.

Los precios reducidos pueden llegar a ser los más caros.

No nos olvidemos que cuando los precios son bajos quizá pueden llegar a esconder precios de tratamientos que sean incompletos y donde los pagos haya que hacerlos más tarde para poder acabar el tratamiento.

Todo esto puede terminar siendo porque los materiales que se emplean no son los mejores, la técnica o el tiempo que se dedica no son los más adecuados o sean inferiores de la calidad a nivel asistencial que se necesita.

En muchos casos esto termina en tratamientos que no duran lo necesario y que demandan que se realicen en un futuro cercano.

Facilidades para pagar

Existen tratamientos en odontología, en especial los de mayor complejidad técnica que cuestan bastante, en especial por los costosos materiales que son utilizados. Por esta parte, los precios son elevados.

Para facilitar las cosas y que sean baratos desde el punto de vista económico, siempre es bueno que las clínicas oferte financiación a la clientela.

Esperamos que después de este artículo os haya quedado claro en qué debemos fijarnos a la hora de elegir una u otra clínica, algo que nunca es fácil por la gran cantidad de opciones con las que contamos actualmente.

Deja una respuesta